Los tratamientos de ortodoncia han ido mejorando con el tiempo. Actualmente existen opciones como la ortodoncia sin brackets, que ayuda a corregir la sonrisa de forma discreta. Se llama Invisalign.

Este tipo de tratamientos, conocidos como ortodoncia invisible, están diseñados para brindar una mejor experiencia a los pacientes. Los alineadores invisibles se utilizan para dar una apariencia más estética a la sonrisa.

Básicamente, los alineadores van corrigiendo la posición de los dientes de forma paulatina. La mejor parte es que esto se hace de una forma casi imperceptible. Además, el tratamiento resulta menos doloroso.

Durante la evaluación, el odontólogo debe determinar si el paciente es candidato a este tratamiento. Una vez realizados los estudios iniciales, se diseñan los alineadores personalizados para cada paciente.

Con la ortodoncia sin brackets, el movimiento de los dientes se hace de forma controlada; para esto se van cambiando los alineadores progresivamente, hasta llegar a la posición que se proyectó para el paciente.

A continuación hablaremos acerca de los pasos a seguir en un tratamiento de ortodoncia invisible.

 

Fase 1 de Invisalign: Estudio de ortodoncia. Scan 3D

En un tratamiento tradicional, se toma un molde físico de la boca. Esto puede resultar molesto o incómodo. Pero en la ortodoncia con Invisalign, esto ya no es necesario.

La primera fase consiste en el estudio de ortodoncia y el escaneo en 3D. Esto se hace para determinar el estado de los dientes y para poder trazar un plan de tratamiento.

El médico realiza el escaneo utilizando tecnología computarizada 3D. De esta manera, se muestra el plan del tratamiento con Invisalign, de acuerdo a la evaluación médica.

Con estos estudios iniciales se puede proyectar el tiempo que durará el tratamiento. Además, se obtiene el diseño de los alineadores que serán necesarios. Con toda esta información reunida, viene la mejor parte.

 

Fase 2: Fabricación de los alineadores

Los alineadores utilizados en la ortodoncia invisible se diseñan para ir modificando la posición de los dientes paso a paso. Esto significa que se irán trabajando piezas específicas, en lugar de generar un movimiento en todos los dientes.

El plan de tratamiento Invisalign determina el tiempo que debe ser utilizado cada uno de los alineadores. Estos se hacen de un material termoplástico hipoalergénico, lo que permite una buena limpieza tanto en el alineador como en la boca.

Invisaling permite que cada alineador estará diseñado en una secuencia que permitirá el avance del tratamiento. El odontólogo deberá indicarte los pasos a seguir para su uso, cuidado y tratamiento.

Debido a que esta tecnología es menos invasiva, las consultas médicas se reducen considerablemente. Produciendo un movimiento de forma controlada, el tratamiento de ortodoncia invisible podrá otorgarte los resultados proyectados.

Te invitamos a conocer el caso de éxito de Daniela García, paciente de Odontología Marlon Becerra:

Fase 3: Inicio de tratamiento

Una vez que contamos con un plan de tratamiento y que tenemos los alineadores listos, se inicia la ortodoncia invisible. Cada uno de los alineadores se utiliza entre 1 y 2 semanas, dependiendo de las indicaciones dadas por el especialista.

Gracias al material con el que se fabrican los alineadores invisibles, tendrás una buena higiene bucal. Se recomienda retirarlos para comer; lo que te da la oportunidad de cepillarte los dientes de forma efectiva.

También se puede utilizar enjuage o seda dental. Una parte esencial del tratamiento es que los alineadores Invisalign permanezcan puestos durante 22 horas al día. Este tratamiento permite más versatilidad, limitando menos al paciente.

El especialista te indicará el tiempo que debes utilizar cada alineador. Una vez que se concluye su uso, se pasa al siguiente. Es importante recordar que debemos seguir el plan indicado para nuestro tratamiento de ortodoncia invisible.

El diseño de sonrisa con alineadores invisibles debe llevar cuidados específicos. Aunque es posible que nos sintamos más libres, no debemos olvidar que estamos llevando un tratamiento correctivo.

Cada alineador se diseña de acuerdo a las correcciones y el plan proyectado. Tanto el paciente como el odontólogo deben desarrollar un plan de seguimiento que se ajuste a las particularidades de cada caso.

Una vez concluido el tratamiento de ortodoncia invisible, también debemos tener cuidados especiales. Como toda terapia dental, para asegurar que los dientes queden en su lugar, debemos usar un retenedor.

Esto permite que los movimientos realizados por los alineadores se vuelvan permanentes. Debido a que las correcciones van moviendo las piezas durante largos períodos de tiempo y el cuerpo debe acostumbrarse a que dejen de moverse.

Por supuesto, la higiene bucal debe continuar como una rutina diaria. Esto evitará cualquier otro problema relacionado con las encías, caries o infecciones. Esta nueva sonrisa debe ser cuidada con atención, para permitir que perdure.

 

¿Desde qué edad me puedo hacer ortodoncia invisible?

En la mayoría de los casos, la ortodoncia está recomendada una vez que se han mudado todos los dientes. Esto ocurre entre los 10 y 11 años y se hace de esta forma para asegurar que los cambios no tengan que reajustarse.

Para la ortodoncia invisible, estas reglas son las mismas. Quizá la mejor ventaja de este tipo de tratamiento es que es posible comenzarlo desde los 11 hasta los 60 años.

Aunque la edad no es un factor determinante, cada odontólogo deberá evaluar si el paciente es candidato a este tipo de ortodoncia con alineadores invisibles. Existen muchos factores a evaluar para poder garantizar buenos resultados.

 

Conclusión

Todo tratamiento de ortodoncia representa un nivel de incomodidad. Los alineadores invisibles buscan que la molestia se reduzca, haciéndolo de forma discreta y casi imperceptible.

Cuando se cambia la posición del diente de forma gradual, estamos imitando algo a lo que el cuerpo está acostumbrado. Cuando las piezas se mueven a una posición incorrecta, lo hacen también de forma progresiva.

La ortodoncia invisible mejora tu sonrisa de forma discreta. Los cambios se vuelven evidentes sin que el proceso ocurra a la vista de todos.

Recibe tu tratamiento de ortodoncia invisible con Marlon Becerra. Para nosotros es importante cuidar de ti y de tu sonrisa; por lo que te ofreceremos siempre lo mejor. No lo dudes y agenda una cita para iniciar tu tratamiento Invisalign ahora mismo.

DÉJANOS TUS DATOS PARA CONTACTARTE

Agenda una cita en tu sede más cercana.