Muchos problemas odontológicos solo pueden resolverse mediante una extracción dental. Aunque parezca un procedimiento drástico, en realidad puede ser la mejor solución a muchas enfermedades dentales.

Por otra parte, una extracción dental no debe ser un hecho traumático. Con la guía de los profesionales en la materia, es un procedimiento sencillo que, lejos de ocasionar problemas futuros, los evita.

En este artículo te vamos a explicar cuáles son los casos en los que más se recomiendan las extracciones dentales. Así como los cuidados que debes tener luego de este procedimiento.

¿En qué casos se recomienda una extracción dental?

Una extracción dental es recomendable cuando el daño a los dientes es tan profundo que resulta irreparable. Aunque también se realiza esta práctica en los casos donde la dolencia del paciente representa un peligro para su salud oral.

Es decir, cuando la pieza dañada forma parte de una enfermedad dental que puede ocasionar problemas más graves. Vamos a revisar cada situación, para explicarte por qué el dentista opta por realizar una extracción dental.

Periodontitis avanzada

La periodontitis es una infección en las encías que daña los tejidos blandos y destruye el hueso que sostiene los dientes. Esta infección tiene diversas etapas. En fases tempranas se puede resolver con tratamientos como el raspado dental o con antibióticos.

Pero en fases más graves, lo ideal es retirar la pieza dental. De esta manera, se evita que la infección continúe avanzando, previniendo problemas mucho más serios; tales como el retraimiento severo de las encías, debido a la pérdida del hueso, entre otros.

 

Caries que no se pueden salvar o curar

El tratamiento para las caries es bastante sencillo, siempre que se detecte a tiempo. De lo contrario, no se podrá retirar la caries del diente utilizando el clásico procedimiento de empaste y posiblemente necesites una extracción dental.

Ahora bien, ¿cómo saber cuándo una caries está demasiado avanzada? En principio, puede determinarse con una evaluación del diente afectado. Por lo tanto, si crees que tienes una caries, visita al dentista.

Si la caries está en la corona sobre el esmalte, o cercana a la pulpa, se recomiendan tratamientos como la aplicación del flúor para restaurar el esmalte. Esto en caso de que sea incipiente.

Se recomienda un empaste o amalgama para reparar una corona; e incluso una endodoncia, si ya la caries está en la pulpa, pueden funcionar.

Pero, si el daño al diente ya ha superado esas etapas, lo mejor será realizar una extracción dental de la mano de profesionales certificados; quienes pueden hacerte este procedimiento de forma sencilla y casi indolora.

Dientes rotos o impactados

Un diente puede fracturarse por múltiples razones. Desde un fuerte impacto, hasta algo tan simple como una mala mordida. Dependiendo del grado del daño sufrido en la pieza dental, esta puede repararse, o no.

Si el daño es leve, una corona artificial o la aplicación de otros materiales de relleno pueden resolver el problema. Pero, si el daño es irreversible será mejor hacer una extracción dental.

Así podrán evitarse los problemas derivados de un diente roto, como la sensibilidad dental al comer y beber, el alojamiento de bacterias y la deformación de los dientes sanos.

Ortodoncia

Algunos tratamientos de ortodoncia requieren de la extracción de algunos dientes, sobre todo los últimos molares o las cordales; también llamadas «muelas del juicio», porque suelen aparecer en el comienzo de la adultez.

Debido al espacio que ocupan estas muelas, muchos tratamientos de ortodoncia necesitan retirar las cordales, para conseguir una mejor alineación y evitar el apiñamiento de los dientes restantes.

No es común, pero, además de las cordales, algunas ortodoncias pueden también recurrir a la extracción de otras piezas. Todo dependerá del paciente y sus necesidades.

 

Extracción de Muelas del juicio

Ahora bien, no todas las extracciones de los terceros molares se hacen por tratamientos de ortodoncia. Estas muelas comúnmente generan problemas para muchas personas.

Son múltiples los síntomas que manifiestan los pacientes con la aparición de las cordales. Dolores agudos, infecciones recurrentes, desplazamiento de los otros dientes y hasta la imposibilidad de hacerse la higiene diaria.

Por estas razones, muchos dentistas recomiendan las extracciones de los terceros molares. Es una forma drástica, pero también definitiva, de resolver los problemas derivados de estas muelas.

 

¿Qué se hace después de una extracción dental?

Una vez realizada la extracción dental se requieren cuidados a corto y mediano plazo. Vamos a revisar, una a una, las medidas que debes seguir:

 

  • Anestesia: Terminado el procedimiento, lo primero que sentirá el paciente es el adormecimiento generado en la mandíbula por la anestesia local. Esta sensación puede durar unas horas.

Es importante que esperes a que los efectos de la anestesia cesen antes de salir del consultorio odontológico, sobre todo si se te ha aplicado anestesia general. En este caso, necesitarás la ayuda de algún familiar para regresar a tu hogar.

 

  • Infección y sangrado: Acto seguido, se debe evitar cualquier riesgo de infección, debido a que hay una herida abierta. Para ello, el dentista pondrá una gasa esterilizada en la cavidad dejada por el diente extraído; con el objetivo de que el sangrado pare y se llegue a un punto de coagulación.

 

  • Inflamación: Dependiendo del paciente, suele manifestarse una leve inflamación; pero esto no es grave mientras se trate de algo breve. Por lo general, se resuelve aplicando una compresa con hielo. En caso de que la inflamación no ceda, debes acudir nuevamente al dentista.

 

  • Reposo. Es recomendable también permanecer en reposo. No quiere decir que no hagas actividades, pero sí que reduzcas un poco el ritmo de tu rutina diaria.

 

  • Analgésicos. Si existe algún dolor luego de la extracción, el dentista puede recomendarte la ingesta de un analgésico. Al igual que con la inflamación, esto no es grave siempre y cuando no se extienda por mucho tiempo. Si luego de dos días, sigues teniendo dolores, debes volver al odontólogo.

 

  • Fumar, beber y otros vicios. Es muy recomendable parar cualquier vicio durante los días posteriores a la extracción. La nicotina es perjudicial para los dientes, pero más luego de las extracciones dentales. Lo mismo aplica para las gaseosas y la comida rápida.

 

  • Higiene. Luego de la extracción, debe mantenerse una correcta higiene en los dientes. Esto, de hecho, debe ser habitual siempre. La mejor salud dental es la prevención; y la mejor prevención es la higiene constante y las visitas regulares a tu dentista.
  • ¿Cómo me recupero después de una extracción dental? Implantes dentales

    Conoce el caso de éxito de la colocación de implantes dentales:

Si solo se trató de la extracción de uno o más dientes, los implantes dentales son una buena opción para volver a sonreír y mantener tu salud oral. La falta de un diente no solo afectará tu imagen, también puede afectar tu función masticatoria.

Además, carecer de un diente puede producir desplazamientos desordenados en el resto de tu dentadura, causando problemas en tu mordida. Por lo tanto, colocarse un implante dental no es vanidad, es una necesidad.

Conclusión

Las extracciones dentales son necesarias para tratar complicaciones derivadas de las enfermedades dentales; como la periodontitis avanzada, la caries o las infecciones.

Aunque también pueden extraerse dientes en algunos tratamientos de ortodoncia o por fracturas dentales.

Luego de una extracción dental debes seguir algunos cuidados para evitar posibles infecciones.

Este procedimiento produce leves efectos secundarios, como inflamación y dolor. Lo importante es que estos no duren más de dos días. En caso de que estos síntomas no cesen, acude al dentista.

Por razones de salud y estética, los implantes dentales son la mejor opción para sustituir el diente perdido.

Las extracciones dentales no tienen por qué ser procesos traumáticos.

En  Odontología de Marlon Becerra contamos con los mejores profesionales para hacer de tu extracción dental un procedimiento seguro e indoloro. Visita cualquiera de nuestras clínicas que se encuentran en las principales ciudades del país.

 

DÉJANOS TUS DATOS PARA CONTACTARTE

Agenda una cita en tu sede más cercana.