Cuándo hay que alarmarse por una enfermedad periodontal

En el 2016, la periodontitis avanzada, aquella que provoca la pérdida de dientes, fue la undécima enfermedad más prevalente a nivel mundial. Los datos fueron arrojados por una encuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las dos enfermedades periodontales más comunes son: la gingivitis: inflamación de la encía en el cuello de los dientes; y la periodontitis: inflamación que afecta el hueso y los tejidos de soporte de los dientes.

Continúa leyendo este artículo y conoce la gravedad de la enfermedad periodontal, cómo detectarla y qué debes hacer para tratarla a tiempo y prevenir la pérdida de tus dientes.

[Tweet «Según la OMS, en el 2016, la periodontitis avanzada, aquella que provoca la pérdida de dientes, fue la undécima enfermedad más prevalente a nivel mundial.«]

 

¿Qué es la enfermedad periodontal o la periodontitis?

La enfermedad periodontal, periodontitis o infección periodontal es un conjunto de enfermedades localizadas en las encías y estructuras de soporte del diente, como el ligamento y el hueso alveolar.

Se produce por las bacterias provenientes de la placa dental. En caso de ser diagnosticada y manejada a tiempo, con un tratamiento adecuado por parte de un especialista, los daños pueden ser reversibles.

Los síntomas de la periodontitis dependen de la etapa de la enfermedad, pero generalmente incluyen:

 

  • Encías que sangran cuando te cepillas los dientes o empleas la seda dental.
  • Mal aliento.
  • Cambios en la posición de los dientes o dientes flojos.
  • Encías rojas, sensibles e inflamadas, con sangrado espontáneo en algunos casos.
  • Acumulación de placa o sarro.
  • Dolor al masticar.
  • Pérdida de dientes.
  • Mal sabor de la boca.
  • Respuesta inflamatoria en todo el cuerpo.

Pero ¿qué causa la periodontitis? Generalmente una mala higiene dental. Cuando no te cepillas los dientes o no los limpias correctamente, sucede lo siguiente:

Las bacterias en tu boca se multiplican y forman una sustancia conocida como placa dental. Si no quitas la placa mediante el cepillado, las bacterias depositan minerales dentro de la placa con el tiempo.

Este depósito mineral se conoce como sarro, lo que alentará un mayor crecimiento bacteriano hacia la raíz del diente. La respuesta inmune del cuerpo a este crecimiento bacteriano provoca inflamación en tus encías.

De esta manera, la unión de la encía a la raíz del diente se interrumpe y se forma una bolsa periodontal, un espacio entre la encía y la raíz. En estas bolsas las bacterias anaerobias dañinas se multiplican; liberando toxinas que dañan las encías, los dientes y las estructuras óseas de soporte.

 

Clasificación de la enfermedad periodontal

 

Por extensión:

 

Localizada

Cuando se presenta en menos de un 30% de los dientes.

 

Generalizada

Afecta a más del 30% de la dentadura.

 

Dependiendo del grado de severidad:

 

Enfermedad periodontal leve

En las primeras etapas de la periodontitis, las encías retroceden o se separan de los dientes y se forman pequeños bolsillos entre las encías y los dientes donde se albergan las bacterias dañinas.

Tu sistema inmunitario trata de combatir la infección y el tejido de las encías comienza a retroceder. Es probable que también experimentes sangrado durante el cepillado y el uso de seda dental; así como una posible pérdida ósea.

 

Enfermedad periodontal moderada

Si dejas que progrese la enfermedad periodontal, puedes empezar a experimentar sangrado, dolor alrededor de los dientes y recesión de las encías. Por otro lado, tus dientes comenzarán a perder soporte óseo y se aflojarán.

En algunos casos, la infección también puede provocar una respuesta inflamatoria en todo el cuerpo.

 

Enfermedad periodontal avanzada

Cuando la enfermedad periodontal se ha prolongado, el tejido conectivo que mantiene los dientes en su lugar comienza a deteriorarse. Por lo que se destruyen las encías, los huesos y los otros tejidos que sostienen los dientes.

En esta etapa de la periodontitis puedes experimentar dolor intenso al masticar, mal aliento intenso y mal sabor de la boca. Lo peor de todo es que probablemente perderás tus dientes.

[Tweet «La periodontitis comienza con una inflamación en las encías conocida como gingivitis, luego pasa por varias etapas. De no ser tratada a tiempo, puede llevar a la pérdida de los dientes.«]

 

Tratamiento de la periodontitis: Raspado y alisado radicular

El tratamiento de la periodontitis básicamente está dirigido a eliminar la placa y los depósitos bacterianos en los dientes y las encías mediante una limpieza profesional también conocida como profilaxis dental.

Durante este procedimiento, el odontólogo eliminará la placa y el sarro acumulados en tus dientes y raíces. Luego los pulirá y los tratará con fluoruro. Ahora, cuando se trata de eliminar bolsas periodontales, podrías requerir un raspado y cepillado de la raíz.

Este método permite una limpieza más profunda para favorecer la curación de la periodontitis. También sirve para eliminar cualquier punto áspero en la raíz del diente, donde las bacterias pueden acumularse.

Después de la limpieza, el odontólogo te hará un seguimiento cada tres o seis meses para evaluar el progreso. Si todavía hay bolsas periodontales, puede recomendarte otras opciones de tratamiento como la cirugía.

 

¿Qué sucede cuando el diente no tiene salvación? Los implantes dentales son un tratamiento opcional

Los implantes dentales tienen una alta tasa de éxito cuando se produce la pérdida de una pieza dental a raíz de la periodontitis.

Un implante dental generalmente tiene la forma de un poste pequeño de titanio. Es un tornillo que reemplaza la raíz de un diente faltante y es un procedimiento quirúrgico menor bastante rutinario.

El implante se inserta directamente en el maxilar, en el espacio del diente caído. Solo requiere anestesia local en la mayoría de los casos y debe dejarse sanar durante un período de 4 a 6 meses antes de que se adhiera la corona final.

La corona dental que cubrirá al implante se fusiona con el hueso que lo rodea, por eso se hace a la medida; para que coincida con los dientes naturales existentes.

[Tweet «Los implantes dentales tienen una alta tasa de éxito cuando se produce la pérdida de una pieza dental a raíz de la periodontitis.«]

 

Conclusión

La periodontitis se puede detener si se detecta y se trata a tiempo.

El tratamiento para la enfermedad periodontal suele ser muy exitoso. Sin embargo, las visitas regulares al odontólogo son esenciales para garantizar la detención de la enfermedad.

Debes cambiar tus hábitos de higiene dental y cooperar con las instrucciones de tu odontólogo para obtener un resultado positivo.

La salud de tus dientes depende de tu higiene bucal y de la evaluación continua con el odontólogo.

En Odontología de Marlon Becerra contamos con el equipo humano y tecnológico adecuado para tratar todo tipo de enfermedades periodontales. Visítanos y compruébalo por ti mismo.

 

DÉJANOS TUS DATOS PARA CONTACTARTE

Agenda una cita en tu sede más cercana.